El optimismo de Yaiza conquista a toda la provincia para financiar su nuevo traje de neuromodulación

Más de 700 personas han asistido al Festival Solidario ‘Corriendo por Yaiza’ que ha permitido recaudar unos 5.000 euros, a falta de cerrar cuentas

Tábara y toda una provincia unida por Yaiza. La niña de ocho años que ha conquistado con su actitud inquebrantable y positividad se ha convertido en la protagonista de un festival solidario organizado por la Asociación Corriendo con el Corazón por Hugo. Una jornada que se ha convertido en una realidad tras más de tres meses de organización que este sábado ha visto la luz demostrando una vez más que Zamora es tierra de empatía y solidaridad.

Más de 700 personas han asistido al festival organizado en el auditorio Leticia Rosino con el objetivo de recaudar fondos para financiar el nuevo traje de neuromodulación que le ayuda a mejorar la espasticidad y la debilidad motora, fruto del diagnóstico de parálisis cerebral asociado a un nacimiento prematuro.

A falta de cerrar cuentas, el balance arroja cerca de 5.000 euros que permitirán sufragar una buena parte de lo invertido en este traje sobre el que la madre de Yaiza depositó todas sus esperanzas al verlo hace dos años en el programa ‘El Hormiguero». Su empeño, unido a la sonrisa irresistible de la benjamina sayaguesa y a la disposición de Raúl Vara a ayudarla al margen de no padecer una enfermedad rara permitieron a los pocos meses que Yaiza fuese la primera en estrenar este traje en talla infantil a nivel nacional y que ahora ha tenido que renovar para enfundarse en un modelo de adulto.

Participantes de Tábara, por supuesto, de la comarca, de esta pequeña natural de Torrefrades y de buena parte de la provincia, no quisieron faltar a la cita para arropar a este ejemplo de valentía y superación diaria.

Música, hinchables y sorpresas en forma de sorteos de lotes de productos y un cuadro pintado por la protagonista aseguraron el lleno durante toda la tarde. Las muestras de cariño fueron continúas llegando a dejar a Yaiza sin palabras en el momento de subir al escenario. Pese a su disposición, los nervios le pasaron factura ante un micrófono que solo reprodujo palabras de agradecimiento. Una muestra más del poder de la solidaridad.

Fuente

¡No te pierdas la actualidad !

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.