“Somos una asociación transparente en todo lo que hacemos”

La asociación Corriendo con el Corazón por Hugo recibe el Premio a la Solidaridad “Tierra de Zamora”
Hugo, el niño que da nombre a la asociación zamorana Corriendo con el Corazón por Hugo, nació el 30 de abril de 2017. El pequeño nació con una enfermedad rara, y falleció 18 meses después. Sus padres crearon esta asociación que lleva su nombre con el único fin de ayudar. Tomaron simbólicamente la fecha del nacimiento de Hugo como la de la creación de esta asociación sin ánimo de lucro, cuyo fin es intentar mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades raras, sus familias y cuidadores. Desde su creación, ha trabajado incansablemente de una manera altruista y solidaria para ayudar a todo el que lo ha necesitado, con numerosos actos para recaudar fondos y dar visibilidad a este tipo de enfermedades.

 

Como reconocimiento a la trayectoria solidaria de esta familia, este año ha sido galardonada con el Premio a la Solidaridad de los Premios “Tierra de Zamora”, que se entregarán el próximo día 15 de junio en Fuentelapeña, en el marco del Día de la Provincia, organizado por la Diputación de Zamora.

 

Raúl Vara, presidente de la asociación Corriendo con el Corazón por Hugo, recibe este galardón con gran agradecimiento, tanto a toda la sociedad zamorana, como a la Diputación.

 

¿Cómo recibe la asociación este reconocimiento?

Con mucho orgullo, y mucho compromiso. Agradecidos a la gente que ha confiado e nosotros, tanto miembros del jurado como a Diputación, y también a la gente que han pensado que la asociación podía ser una buena candidata para estos premios.

 

Aunque sea una asociación joven es una de las más conocidas y reconocidas de Zamora, ¿sienten el cariño de la población en general?

Por supuesto. Nosotros nacimos el 30 de abril de 2017 como asociación, pero también es cierto que desde 2012 con la primera edición de la Carrera de la Guardia Civil la gente empezó a conocer lo que hacíamos mi mujer y yo junto con la Guardia Civil, el compromiso que teníamos con FEDER y esas becas de investigación. La primera edición fue en el 2012, cada cuarto domingo de septiembre, ni la pandemia nos ha parado. Ese año lo hicimos de manera virtual, pero ningún año hemos parado, ya sea en formato presencial o virtual. Llevamos poco tiempo, pero han sido unos años muy intensos porque la gente, tanto a nivel individual, como organización, o instituciones, nos apoyan y nosotros agradecidos por ello.

 

¿Con cuántos socios cuenta en la actualidad?

Somos unos 450 socios. Socio puede ser cualquier persona mayor de edad que quiera que estar a nuestro lado, no es necesario que tenga relación con ninguna enfermedad poco frecuente. Simplemente tenemos una cuota anual de 10 euros, que es algo simbólico, porque la gente que quiere aportar más ya tiene multitud de eventos a lo largo del año, principalmente deportivos, pero también gastronómicos o culturales para apoyar a la asociación.

 

Más allá de las personas afectadas por una enfermedad rara, ¿sienten la solidaridad del resto de la sociedad zamorana?

Sí, y este premio seguramente sea parte de ese cariño. Tanto el jurado como Diputación han podido presenciar todo lo que Corriendo con el Corazón por Hugo mueve en esta provincia. Nosotros estamos mucho en la capital, pero también en muchos pueblos llevando la bandera de las enfermedades poco frecuentes. Confiamos también que este premio también nos de mucha visibilidad y que la gente que tiene una enfermedad rara en su familia esté con nosotros y sepa que Corriendo con el Corazón por Hugo le puede ayudar, y su casa está en Víctor Gallego, 23, donde tenemos la sede, para cualquier cosa o cualquier necesidad.

 

Corriendo con el Corazón por Hugo organiza carreras, concursos, eventos y todo tipo de actividades para recaudar fondos y dar visibilidad. ¿A qué se destinan principalmente los fondos recaudados?

Por ejemplo, la carrera de la Guardia Civil, que es el evento donde más recauda la asociación junto con la Guardia Civil, ese dinero va íntegro a las becas de investigación, las cuales nacieron a partir del 2015 gracias a esta carrera. Corriendo con el Corazón por Hugo no se queda con ningún céntimo. El dinero de otros eventos lo invertimos en financiar y apoyar tanto médicos, como rehabilitadores, o fisios que no incluye la Seguridad Social, incluso canoterapia en el Virgen del Castillo… invertimos el 100% del dinero que recaudamos en ayudas directas a las familias. Pagando las facturas, nosotros no preguntamos a un padre o una madre si tienen dinero o no, ni su declaración de la renta, nosotros si hay una enfermedad rara no queremos que sea un problema el tema económico.

 

Tras las actividades siempre publican lo recaudado con total transparencia, ¿está ahí la clave para que la gente confíe en vosotros?

Nosotros siempre damos visibilidad en el 100% de los eventos. Ponemos siempre la cifra. No ponemos tanto los gastos que tenemos mes a mes, que son miles de euros que la asociación invierte en ayudas directas, que son mucho montante económico que al final de año son decenas de miles de euros que destinamos a ayudas directas.

 

¿En estos momentos que actividades programadas hay que tengamos que marcar en nuestro calendario?

El domingo 23 de junio es la Marcha en Villardiegua de la Rivera, es la cuarta edición. Una caminata un domingo por la mañana, son 5 km. La organizan Ana y Ángel, que son los padres de Diego, un niño que ayudamos con una enfermedad rara de Villardiegua. Es un pueblo muy pequeñito de menos de 100 habitantes y tenemos ya más de 500 inscritos. También estamos apoyando la organización de La Montañera, que es el 7 de julio, que ahí también la organización ahí colabora con nosotros con parte de lo recaudado para la asociación. Y vamos a hacer una marcha nueva el miércoles, 23 de julio, en Madridanos, también con una familia que tiene un niño con una enfermedad rara. También haremos una marcha allí dentro de la semana cultural de Madridanos y esperamos que tenga mucho éxito.

 

¿Qué tiene que hacer la gente que necesite de vuestra ayuda?

Simplemente contactar con nosotros. En la sede de la asociación, en la calle Víctor Gallego, 23, estamos de lunes a viernes por las mañanas, y lunes y miércoles por la tarde también. También en redes sociales, en www.corriendoporhugo.com está nuestro teléfono y nuestros datos.

 

¿Qué papel juegan las instituciones a la hora de conseguir ayudas?

Nosotros siempre pedimos más, pero como todos. Gracias a la Diputación tenemos el local, la sede, ya que nos da una subvención nominativa de 7.000 euros y nos ayuda a pagar unos meses el local y trabajador. Pero igual que lo decimos nosotros lo pedirán muchas más asociaciones. También tenemos una pequeña ayuda del Ayuntamiento de Zamora de entre 4.000 y 5.000 euros para nuestros programas de ayuda a niños. Pero necesitaríamos más. Nos encantaría tener nuestros médicos, psicólogos, especialistas, fisios… Pero a día de hoy es inviable.

 

La cuota para ser socio apenas llega a un euro al mes, 0.83 céntimos. ¿Qué mensaje mandaría a los zamoranos para que se animaran a ayudar?

Pues que confíen en nosotros, que somos una asociación transparente en todo lo que hacemos, que lo hacemos con el corazón, y por supuesto sin ánimo de lucro. Y que si quieren estar a nuestro lado nosotros estaríamos agradecidos, porque que ser solidario cuesta muy poco, tanto económicamente, como presencialmente. No todo tiene que ser ayuda económica, también ese voluntario que colabora y esa persona que te ayuda y que te anima.

 

¿De qué otras maneras puede ayudar la gente?

Siendo voluntario de la asociación en los eventos que organizamos, uno que pueda estar cortando sandía, otro dando agua, otro ayudando en la asociación en la sede… Hay muchas maneras de ayudar. Lo más preciado que tenemos es el tiempo.

Fuente

¡No te pierdas la actualidad !

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.